artefacto 5

Artefacto / 5

- 2004]

Günther Anders: Elogio de la terquedad

Tesis para la era atómica

Günther Anders

Tesis para la era atómica

 

Hiroshima como condición mundial

 

El 6 de agosto de 1945, el Día de Hiroshima, una nueva era comenzó: la era en la que en cualquier momento disponemos del poder para transformar cualquier lugar de nuestro planeta, y aún nuestro planeta mismo, en una Hiroshima. Desde ese dia somos, al menos de modo negativo, omnipotentes pero, puesto que, por otra parte, en cualquier momento podemos ser “borrados”, también desde ese día somos totalmente impotentes. Cualquiera que sea el tiempo que esta era pueda durar, aún si durara por siempre, ésta es “La última edad”: porque no existe ninguna posibilidad de que su differentia specifica, la posibilidad de nuestra autoextinción, pueda terminar sino con el final mismo.

 

 

El tiempo del final versus el final del tiempo

 

Por lo tanto, por su naturaleza propia, esta era es un “aplazamiento”, y nuestra “manera de ser” en esta era debe de ser definida como “no-todavía no-existente”, “aún no-es no-existente”. Por tanto, la pregunta básica de la moral de tiempos anteriores debe de ser radicalmente reformulada: en vez de preguntar, “¿Cómo deberíamos vivir?”, ahora debemos preguntar “¿Viviremos?”. Para nosotros, que no somos todavía no-existentes en esta Era del Aplazamiento, solamente existe una respuesta: pese a que en cualquier momento el tiempo del final puede convertirse en el final del tiempo, debemos hacer todo lo que podamos para que el final del tiempo sea interminable. Puesto que creemos en la posibilidad del final del tiempo, somos apocalípticos pero, puesto que luchamos contra ese Apocalipsis hecho por el hombre también somos –y esto es algo que nunca antes existió– antiapocalípticos.

 

www.prometeolibros.com
Volver arriba