Si trabajas en una empresa como directivo, o si quieres empezar tu propio negocio y te estás preguntando si necesitas un asesor comercial, pues la respuesta es sí. Un asesor comercial es la persona que establece la relación entre la empresa y el cliente. Por tanto, es un cargo muy importante y que no puede ser ocupado por cualquier persona.

 

Un asesor comercial es quien se encarga de explicarle al cliente las características del producto y/o servicio, sus particularidades, diferencias con los otros productos del mercado con los cuales comparte similitudes, los beneficios que traen estas características y estas diferencias, las condiciones de venta, pago y entrega, etc. Su explicación debe ser clara, precisa y amena, y no debe agobiar ni agredir al cliente bajo ninguna circunstancia.

 

Un asesor comercial tiene también el deber de hacerle saber a los potenciales clientes que están tratando con una empresa responsable, de prestigio, segura y que respeta a sus clientes sobre todas las cosas. Esto se puede hacer de manera o utilizando la astucia. El asunto está en hacérselo saber al interlocutor, pues ello influye, sin dudas, en el convencimiento.

 

Muchas son las cualidades que debe tener el asesor comercial de una empresa. Y es que, resumido en una frase, él o ella es la imagen de la compañía. Dicho esto, asumo infieras todo lo que representa constituir “la imagen”.

 

La presencia física, cualidades, actitud y proyección son factores esenciales para un asesor comercial. Si en su encuentro con el cliente esta persona porta consigo un discurso perfecto, que contiene todos los datos necesarios para el cliente, pero lo trasmite de manera incorrecta, aburrida, no se sabe comunicar, no trasmite simpatía, no sabe persuadir y además tiene físicamente un aspecto desagradable, pues de nada valdrá.

 

Y es que hasta los estudiosos de la teoría de la comunicación aseguran que la imagen y proyección de un emisor son fundamentales para que el mensaje llegue al receptor como a este le interesa. Para que llegue y haga efecto, ¿eh?

 

El asesor comercial debe ganarse la confianza y empatía del cliente. Para ello no debe hacer del encuentro un monólogo, sino que debe permitir que el cliente se exprese también. De hecho, un buen asesor comercial debe prever las preguntas en potencia y objeciones que el cliente pueda hacerle.

 

En fin, que debe ser una persona preparada en muchos sentidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post Navigation