Revista Artefacto

¿Por qué un hosting no puede ser ilimitado?

matimagallanes, · Categories: blog

Si alguna vez has buscado un servicio de hosting para una página web o has leído algo al respecto, es probable que hayas notado que la mayoría de los servicios ofrecen un paquete “ilimitado”. Este paquete suele ser también sospechosamente económico, con precios menores a 10€.

Valdría la pena preguntarse, si este servicio ilimitado cuesta tan solo 10€ ¿Por qué existen paquetes que no son “ilimitados” con precios tan altos? La respuesta es bastante sencilla, estos paquetes no son ilimitados.

¿Qué ofrecen los paquetes de hosting “ilimitados”?

Los paquetes que se ofrecen como ilimitados, se conocen en la industria del hosting como “hosting compartido”. El hosting compartido consiste en ofrecer el uso de uno o varios servidores dedicados al hosting, a no solo un usuario sino a tantos como sea posible.

Esto quiere decir que tal vez estés pagando para utilizar 2000 GB de hosting, lo cual puede parecer ilimitado relativo al tamaño de tu sitio. Es posible que los 2000 GB, estén siendo compartidos con cientos de sitios webs además del tuyo.

Aunque esto no sea de primera impresión algo negativo y permita que tanto tu como muchos otros usuarios tengan acceso a un servicio de hosting bastante económico. Esta oferta es engañosa y tiene algunas desventajas.

Para empezar, existen grandes limitaciones para el almacenamiento de archivos. Aunque esto no suele estar especificado de forma clara. Estos servicios de hosting te obligan a solo subir al servidor archivos que tu página este usando directamente. Además hay un límite no muy concreto que permite al servicio de hosting negarte el acceso a más espacio si ellos lo consideran.

¿Por qué los servicios de hosting no son realmente ilimitados?

Aunque sería genial tener acceso a servidores infinitos, la verdad es que estos pueden ser costosos y su uso varía de forma notable entre sitio y sitio. Por ejemplo, Google y YouTube gastan millones de dólares en servidores anualmente, esto se debe a que el volumen de interacciones que manejan y la cantidad de archivos que guardan, es casi infinita.

El uso que hace una página de los servidores puede variar notablemente a lo largo de un mes o incluso dentro de un mismo día. Es por esto que suele ser conveniente tanto para el servicio de hosting como para los distintos usuarios con páginas de diferentes escalas, hacer uso de servidores compartidos.

Esto permite que usuarios con sitios de diferentes escalas puedan mantener sus sitios webs funcionando de forma efectiva sin tener que indagar mucho en el uso real que hace su sitio del servidor. Es importante notar que estos servicios pueden tener baja calidad en el servicio o velocidad en un momento dado, precisamente por tratarse de un servicio compartido.

¿Debería hacer uso de servicios de hosting “ilimitados”?

Los servicios de hosting compartidos son una herramienta muy útil para usuarios poco experimentados, pero es una buena idea que antes de hacer uso de estos, averigües los límites reales y consideres paquetes más avanzados como pueden ser hosting dedicado o hosting compartido en la nube.